15 marzo 2008

Ojos rasgados (Kouji Yamase)

Casi siempre que veo llegar un futbolista japonés a las grandes ligas europeas pienso varias cosas: le ha traído el márketing, será voluntarioso y rápido pero como estos los hay a patadas y voy a olvidar su nombre y su cara en dos días. Pues no lo he hecho con Shunsuke Nakamura (centrocampista de 29 años, Celtic) y no habrá que hacerlo con Kouji Yamase.

Todavía no ha dado el salto aunque tiene virtudes para salir de la J-League. A sus 26 años, es el jefe desde el centro del campo del Yokohama Marinos y está destacando en la selección japonesa.

Es hábil, veloz, tiene desparpajo y visión de juego. Sabe lanzar cañonazos bien colocados con ambas piernas, desde muy lejos, y técnicamente no tiene que envidiar nada a los buenos futbolistas. También marca dentro del área, muy atento.

Sé que la liga nipona es de un nivel muy bajo, pero se podría convertir en un Cesc de uno de los equipos humildes de la liga española. Asegura goles, buenos pases y experiencia.

En Japón es uno de los hombres más determinantes, aunque hay que apuntar que actualmente el Yokohama no es uno de los equipos punteros. La temporada pasada, su segundo año en el equipo, hizo 11 goles en 32 partidos. La nueva liga del sol naciente acaba de empezar. Su dorsal, el 10. Antes jugó en el Urawa Red Diamonds y en el Consodable Sapporo, de la ciudad donde nació.

Es en estos últimos meses cuando Yamase ha desplegado todo su fútbol. Pese a ser elegido mejor futbolista joven de la J-League en 2001 y pasar por las categorías inferiores del combinado nipón, es este año cuando se ha hecho titular en la selección.

No estuvo en el Mundial 2006 y sólo tiene siete internacionalidades, cinco de ellas este año. Sin embargo, ha marcado en cuatro goles en los últimos cuatro partidos: dos a Bosnia, uno a China y otro a Corea.

Como curiosidad, también tiene un hermano jugando que se llama Yukihiro y su padre fue biatleta (esquiar y disparar) en los Juegos de Invierno de 1984.

Os iba a hablar de japoneses en el extranjero, pero salvo Nakamura el resto no tiene importancia. El único que también valía la pena, Nahohiro Takahara (delantero de 28 años), ha dejado el Eintracht de Frankfurt para volver a jugar en Japón, con el Urawa Red Diamonds.

Sin embargo, hay gente que me está corrigiendo en los comentarios y va a ser que tienen razón y me he olvidado de algunos nombres. No estrellas, pero gente interesante: Takayuki Morimoto (delantero de 19 años, suplente en el Catania), Makoto Hasebe (centrocampista de 24 años, titular en el Wolfsburgo) y Daisuke Matsui (interior zurdo de 26 años, titular del Le Mans). Gracias a Rustu, Maldini y David.

Pero también hay que apuntar a dos chavales japoneses en su país, fichajes destacados antes del comienzo de la temporada. El primero es Tsukasa Umesaki, un mediapunta de 21 años que destacó en el último Mundial Sub-20. Juega en el Urawa tras pasar desapercibido en el Grenoble, como cedido. Y el segundo es Masahiko Inoha, un centrocampista de 22 años del Kashima Antlers.

Resolved vuestras propias dudas sobre Yamase como digo siempre, mirando el vídeo. Sí, son los mejores momentos pero es un resumen muy bueno y bastante reciente. No sólo con sus goles, sino con sus aptitudes dentro del campo.

5 comentarios:

Rustu dijo...

Matsui creo que está haciendo un buen papel en el Le Mans y Morimoto, del Catania, decían que prometía, pero no sé qué tal anda.

Anónimo dijo...

Hasebe del wolfsburgo, es un gran mediocampista ex Urawa

Paolo Maldini dijo...

Los japoneses siempre son una incógnita, han habido grandes excepciones como Nakamura, Nakata y ojala que lo sea este muchacho.

El japonés que juega en Cienciano de Perú, juega muy bien.

Wetto dijo...

Bien, parece que hay más japoneses buenos de lo que yo pensaba.

David dijo...

Eso iba a decir yo, hay alguno más interesante. El joven delantero Takayuki Morimoto del Catania tiene buena pinta, y Makoto Hasebe tampoco está mal.

Saludos (aún no he vuelto y no sé si lo haré...)