01 diciembre 2007

Buscando genios infantiles

Hoy me voy a poner académico en vez de hablar de promesas. Seré breve, pero espero dar respuestas interesantes a través de lo que he encontrado tras hacerme unas preguntas, buceando un poco.

Realmente, ¿cómo se detectan los talentos en el fútbol? ¿cuál es la metodología? En esta página de www.escoladefutbol.com -una web con magnífica documentación para entrenadores- dan una respuesta certera. También hablan de dos puntos cruciales: si realmente un chico desea jugar al fútbol y que dar con una posible estrella es sólo el primer paso en una carrera plagada de dificultades externas.

También he dado con un debate interesante: ¿ganar y ser campeones o formar correctamente a un futbolista para desarrollar todo su potencial? Algo difícil de responder si nos lo planteamos bien, como hace esta sección de www.efdeportes.com -donde hay bibliografías extensas- y donde la clave está en el entrenador, una figura que muchas veces pretende progresar en su trabajo como único fin. Cuidado.

Y como conclusión, caemos en la pretensión del sueño dorado: tener, encontrar o querer ser una posible estrella, alguien que hará vivir mucho mejor a varias personas y será aclamado. Esta página analiza bien qué puede ocurrir, las tentaciones y quién decide cómo debe ser el futuro. Y eso que ya está escrita hace años.

Como curiosidad, os dejo con una agencia de representación de futbolistas: Best!. Su web www.agencia-best.es explica punto por punto sus funciones, desde el lado humano al profesional, por el que realmente hacen esto. Me parece muy digno su trabajo y no tengo nada en contra, aunque me ha llamado la atención que sus representados, del Real Madrid, ya tengan blog propio, como un valor añadido.

Los que sois habituales, ya conocéis mi postura sobre los "wonder kids" o niños prodigio: hablar de las virtudes futbolísticas de chicos menores de 16 años como si fueran auténticos profesionales me parece fomentar el hambre de los buitres, que no siempre comen carroña. También gustan de carne fresca.

Os dejo el vídeo del famoso niño de 9 años "fichado" por el Manchester a través YouTube. El chaval destaca -horrendo como prefiere chupar a pasar- y no dudo de que tiene cualidades, pero jamás se me ocurriría decirle que puede ser una grandísima estrella y no tengo ni idea de cómo guiar su carrera deportiva, ni cómo hay que hablar con sus padres. Espero que los "reds" sepan educarles.


Por cierto, hay numerosos vídeos en la misma plataforma de niños que esperan seguir la misma senda. ¿No les vale con divertirse por ahora jugando en sus equipos? Para que vosotros sí lo hagáis, aquí hay un vídeo de otra "futura estrella" que aún no sabe hablar. ¡Cómo la pega!

8 comentarios:

Roberto dijo...

Estoy de acuerdo contigo, hablar de chicos de 16 años como si fueran profesionales es fomentar el hambre de los buitres, y convertirlos en una simple mercancía. Y en ocasiones, no llegan a ser más que juguetes rotos. Ahora mismo recuerdo el fichaje de un niño autraliano de 9 años por el Manchester United. El fútbol está loco...

Asier dijo...

Yo también estoy de acuerdo: cada día aparece otra noticia sobre "el nuevo Maradona", "el nuevo Ronaldinho", "el sucesor de Henry"...Todo esto no les puede hacer ningún bien a esos chavales, están etiquetados desde los 16. Y al hablar tanto de ellos, sólo les creamos más presión. Dejémosles aprender y disfrutar del fútbol.

NoTe dijo...

Para mi habría que sacar los torneos con puntos en menores de 15 años. Jugar, simplemente, sin tabla y todo eso. Hasta echan a técnicos de inferiores porque perdió 3 partidos seguidos. Una locura. Saludos desde Buenos Aires

David dijo...

Voy al hilo de tu pregunta ("¿ganar y ser campeones o formar correctamente a un futbolista para desarrollar todo su potencial?"). Creo que hay que ir a por ambos objetivos pero que debe primar el segundo. De hecho, siempre me ha parecido que uno de los factores que juegan en contra de la selección absoluta de España es que no se generan verdaderas estrellas ni jugadores competitivos. Todos son muy buenos compañeros, muy disciplinados, juegan bien y ganan en la selecciones inferiores, pero uno por uno ninguno acaba destacando en el panorama internacional.
Otros países, por contra, tienen peores selecciones inferiores, pero desarrollan unos pocos jugadores por generación superiores a los españoles. Y se nota cuando esos pocos de distintas generaciones se juntan. Esto es, evidentemente, una generalización y una simplificación también.
No digo que se deba fomentar el divismo y el individualismo, pero sí que es mejor para triunfar a nivel absoluto tener unos pocos muy buenos que muchos medianos. Y no frenar el crecimiento de los mejores supeditándolo al funcionamiento colectivo.
Saludos.

Yago dijo...

El problema es que ahora mismo un mundial sub-20 tiene mucha trascendencia, un mundial sub-17 también la tiene, pero los sub-20 son más caros que los sub-17. Y así, los chavales de 9 años son más baratos que los de 17. Y claro, si puedes, ¿por qué no hacerlo? Se está perdiendo ese límite entre fichar gente joven y traficar con niños, Pero los organismos internacionales deberían tomar medida.

Me gustan estos artículos de reflexión tuyos

Un abrazo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Hasta la edad de juveniles (16-18 años) no se puede saber a ciencia cierta si un jugador va a triunfar en el fútbol de élite. Antes no es algo significativo.

un abrazo

Wetto dijo...

Veo que el debate está animado. En conclusión, creo que todos pensamos que hay que poner un límite con ciertas edades. El problema es que todos se tienen que aplicar un poco.

@ Note
Pues no es una mala propuesta. Nada mala. Aunque ganar gusta a todos.

@ David
A los futuro selección española se les frena en Primera División, creo yo, cuando llegan a clubes importantes. Caso Soldado Real Madrid, que no significa que sea bueno. Pero tampoco lo ha podido demostrar de blanco y sí de rojillo.

De pequeños, a veces he visto en equipos que no fomentan lo que le falta a un chaval, sino que se conforman con explotar lo que tienen (fuerza, chut, regate...)

@ Yago
Has dado en el clavo. El precio de las opciones de futuro es más barato -aunque más arriesgado- para los clubes que quieren grandes estrellas dentro de años. No les importa perder dinero si uno de los que ficharon triunfa.

@ Fernando Sánchez Postigo
Totalmente de acuerdo. Con 17 sí se puede tener en cuenta, pero con 15 no. Ahí radica la cuestión.

Anónimo dijo...

tengo muchas cosas para decir ...pero solo digo que esa pagina best, es de traficantes,es de representantes y de busqueda de jovenes o niños ...no son juguetes o gente grande, son chicos...si me equivoco de lo que digo de esa pagina que alguien me corriga, salu2