02 julio 2007

Superando la presión (Mariño)

Ya tiene 26 años y es de esos futbolistas que, pese a su clase, no han llegado a brillar totalmente. Excepto esta temporada. Esta Copa América es especial para el peruano Juan Carlos Mariño. Hace un año era otro más, uno de los del montón.

Pero un obús que perforó la portería de Uruguay ha ofrecido imágenes que han dado la vuelta al mundo con su cara. Ese 3-0 ante los charrúas les ha dado a los peruanos muchas esperanzas de pasar a la siguiente fase. Cayeron ante la anfitriona Venezuela, pero si ganan a Bolivia pasarán. No era la primera vez que Mariño rozaba la fama.

Todo ha sido intermitente para él y poco prometedor, pese a ser un interior diestro con mucha habilidad. Es capaz de crear mucho juego y se convierte en el referente, a ese a quien hay que dar la pelota cuando las cosas se ponen difíciles y que rompe desde la banda. Cuidado, tiene un disparo lejano grandioso, como podéis ver en el vídeo. Ese gol no es de casualidad.

Nació en Lima y se formó entre los jóvenes del Deportivo Cantolao, pero era casi un niño cuando emigró a Argentina. Llegó al Lanús para debutar en Primera y pasó por Argentinos Juniors, donde otro fenomenal golazo parecía que le iba a llevar a los grandes, al menos así lo apuntaba la prensa de su país. No fue así, en poco tiempo estaba aparcado en el banquillo.

Sin oportunidades, decidió regresar a Perú y jugar en el Cienciano de Cuzco, donde encontró lo que necesitaba. La goleada a Boca Juniors en la Copa Libertadores, donde fue quizá el mejor, le lanzaron al combinado nacional.

Pero su rendimiento volvió a bajar enteros. Dicen que por cosas personales o por el agobio de varias ofertas de clubes grandes de Perú y alguno, modesto, del extranjero. La presión se hacía insoportable de nuevo para Mariño.

Así llegó a la Copa América, pero ese trallazo desde unos 30 metros le ha revitalizado otra vez. Los ojeadores europeos no pierden detalle. Mariño apenas quiere hablar de su situación, es muy huidizo. Su contrato con el Cienciano ha acabado y sería una apuesta barata para muchos clubes. Si quieren tener paciencia con un posible fuera de serie.

Este peruano con cierto acento argentino tiene claro que su futuro pasar por llegar a Europa, donde pueda jugar.

Lo de Mariño quizá sea un factor psicológico, pues su calidad no es discutida en Perú y tiene un buen físico. Aún no ha sido titular en la Copa América, pero cuando salió ante Venezuela probó con dos disparos que silenciaron las gradas. Él y Zúñiga crearon las mejores ocasiones. Igual lo que haya que hacer con Mariño es esperar poco de él. Así dará lo mejor.

El golazo ante Uruguay. El portero Carini aún pregunta de dónde salió el balón.

5 comentarios:

Kerlon dijo...

Gran Historia la de este jugador. No lo conocía unicamente le he visto jugar ante uruguay.
Saludos

Ernst dijo...

Magnifico post amigo.


saludos.

Alberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wetto dijo...

Lo ideal sería que fiche por un modesto de España o Italia, donde si lo hace bien seguiría progresando.

Ahora, las dudas sobre él están ahí.

@ ernst

¡Gracias!

Nautica dijo...

Muy buenoo!!!!!!!