28 mayo 2009

Cazador estepario (Ebanks-Blake)

No puedes ser un delantero cualquiera cuando te conviertes por segunda vez consecutiva en el máximo goleador de la Championship (segunda división inglesa). La temporada 2007/08 empezó marcando 11 goles para el Plymouth Argyle (club sin muchas pretensiones) y tras unos meses se convirtió en el fichaje invernal de los Wolverhampton Wanderers, que acertaron de pleno. Marcó 12 tantos más y se erigió en pichichi de segunda con 23 dianas (5 de penalti; 45 partidos).

La campaña que acaba de terminar con los Wolves ha sido muchísimo mejor que la anterior. Otra vez Bota de Oro con 25 goles (6 de penalti) en 41 partidos y entrará en la Premier por la puerta grande. Los Wolves fueron primeros de la liga regular (ascenso directo) a 7 puntos del Birmingham. Y Sylvan Ebanks-Blake fue su depredador, el lobo macho alfa.

No dejaran escapar a Sylvan, tiene contrato hasta 2012 y sólo una millonada podría secuestrarle. El resto del trabajo goleador de la manada ha sido misión del veterano Chris Iwelumo (14) y detrás los Wolves tienen a un par de buenos chavales: Andy Keogh (23 años), con 5 goles esta temporada, y Sam Vokes (19), con 6, de quien ya os hablé.

Con estos datos pensaría que Sylvan Ebanks-Blake (SEB para los amantes ingleses de abreviaturas) es un delantero lobuno con la mandíbula ya formada. Todo lo contrario: en marzo cumplió 23 años y pasó por la guarida del Manchester. Sin embargo, sólo tuvo ocasión de dejarse ver en Copa y con el equipo reserva (30 goles en 44 partidos). Una lesión dura y la calidad de los goleadores del Manchester de la época le alejaron del estrellato.

Ahora ha encontrado otra senda para llegar a la Premier y hacer valer su potencial. Es un '9' corpulento (1,78 y 84 kg) y que quizá no tenga mejor regate o disparo que muchos otros delanteros centros, pero sí goza de un olfato genial. Un rastreador del gol, perseverante y raposo. Si eres notable en muchas facetas, superas al resto.

Se parece a Hasselbaink y saca goles de donde no hay. Luchar, correr y disparar, el guión casi siempre es el mismo para Sylvan, sea cual sea la defensa a superar. Si hay que rematar con la oreja metiendo la cabeza de lado, lo hace. Si hay que galopar 400 veces para alcanzar un balón, lo hace. Es el goleador que apenas te ha encarado y te ha robado la cartera. El que se queda arriba molestando, mirando al cielo.

Su principal virtud es el sprint corto, como los leones. Una explosión de piernas que le lleva a la red, que aguanta la posición y que suele chutar casi siempre entre los palos, como sea. Especialmente bien con su pie derecho. También con el otro.

Hay quien opina en Inglaterra que es un goleador para segunda, algo gordo y que apenas baja a defender. Dicen que Sylvan tiene suerte en el área, que no da espectáculo y que es algo irregular. Si preguntan a los aficionados de los Wolves afirmarán que las críticas no les importan, sólo los resultados que han visto durante año y medio. Lo único raro que veo es cómo mueve los brazos en el campo, parece un buitre a punto de volar. Pero le debe dar estabilidad o confianza.

Ebanks-Blake llegó al Manchester desde el Cambridge United, club de su ciudad de nacimiento, cuando era un chaval. No le fue del todo bien y fue cedido seis meses al Royal Antwerp belga (4 goles en 9 partidos). El Plymouth Argyle pagó unos 250.000 euros por él cuando tenía 20 años y los Wolves algo menos de 2 millones de euros con 21. Su precio ha seguido aumentando, pero todo dependerá de lo rápido que aprenda a cazar en la Premier. Él no tiene miedo.

Prometo poner un vídeo resumen de todos sus goles de esta temporada si lo encuentro. De momento os dejo con uno de los goles de los Wolves en febrero y marzo, donde se ven muchas acciones de Sylvan Ebanks-Blake. Si os sabe a poco deberíais ver un pequeño vídeo de los 5 mejores tantos de Sylvan que pusieron en los premios de la Championship (su compañero el defensa Kevin Foley ganó el galardón a mejor jugador) o el resumen de sus goles del año pasado.



Como curiosidad, deberíais ver el vídeo de Ebanks-Blake en el Manchester United al lado de Guiseppe Rossi (Villarreal). Magníficos ambos y que están dando un alto rendimiento como ex 'red devils'. Dicen que en aquella época Sylvan era aficionado del Liverpool. Por cierto, ha pasado por la Sub-21 de Inglaterra.

2 comentarios:

Dani Navedo dijo...

No he tenido el placer de verlo hasta ahora y la verdad es que pinta bien. Veremos si el Wolves consigue retenerlo o se va a un equipo de mayor calibre.

EL no vender mucho será clave para los recién ascendidos en una liga como la premier.

Saludos!!

El fútbol es injusto

Huntelaar19 dijo...

No lo he visto nunca, pero si ha sido pichichi dos temporadas seguidas sera por algo.
Saludos desde http://caviardefutbol.blogspot.com