20 junio 2007

El hooligan que juega (Barton)

Tras media vida en el Manchester City, este joven centrocampista de Liverpool comenzará la temporada que viene en el Newcastle, que ha pagado 9 millones de euros por él sin haber aún cumplido los 25 años ni reformarse.

Su misión será sustituir a Scott Parker, al que los urracas han vendido al West Ham por algo más de 10 millones. Quien no conozca a Joey Barton ha de saber primero que está considerado como el mayor 'Bad Boy' actual de la Premier League, muy polémico y peligroso. Pocos pueden discutir su trabajo como mediocentro y su gran experiencia, con 20 años ya estaba en el primer equipo, pero la verdad es que el Manchester City se ha querido desprender de él.

Ha estado apartado del equipo desde el mes de mayo por su último capítulo criminal: la paliza a su compañero Ousmane Dabo, al que mandó a un hospital por darle varios puñetazos en la cara durante un entrenamiento. Incluso fue denunciado y arrestado por ello. Eso colmó la paciencia del Manchester City, que ya había aguantado muchas.

En la pretemporada se había peleado con otro compañero. Le mordió en un mano y casi le lesiona gravemente en un tobillo cuando intentó mediar en una trifulca con un joven hincha del Everton al que también Barton quería darle. Estaban jugando en un torneo Tailandia y le mandaron directamente a casa. Pero hay más.

Su primer incidente, otro año, fue apagar un cigarrillo en el ojo de un jugador del filial durante unas fiestas navideñas organizadas por el club. Barton estaba borracho, pero cuando está sobrio es igual de pendenciero y provocador. En la red se habla más de sus incidentes que de su fútbol, pese a ser un sólido jugador.

En un partido de esta temporada se atrevió a enseñar el culo a los aficionados del Everton en su propio estadio. Eso le costó 2.000 libras de multa y una advertencia de suspensión.

Lo de Barton quizá sea un problema de educación, uno de sus hermanos está encarcelado por participar junto con un primo en el asesinato de un chico negro. Las motivaciones eran racistas.

Pese a todo esto, el nuevo entrenador del Newcastle, Sam Allardyce, recomendó su contratación. Y la verdad es que Barton tiene talento, pese a ser como es. Quiso salir antes de Manchester, al Boro, pero no se lo permitieron.

Ahora tiene la oportunidad de cambiar en un nuevo club e incluso de hacerse un hueco en la selección absoluta, con la que ya jugó en el amistoso frente a España. En el centro del campo inglés hay mucha calidad, pero en un futuro podría formar parte de los elegidos... Sólo si cambia de actitud.

Os dejo con un buen vídeo de este completo futbolista, un motor del equipo con llegada y especialmente bueno en labores defensivas, pese a tener un disparo notable desde lejos.



Confiemos en que cambie porque este chico es un crack y, de paso, recordemos la larga lista de chicos difíciles que ha dado el fútbol inglés: Fowler, Tony Adams, Gascoine, Lee Bowyer, Cantona, Paul Merson, Collymore, Malcom McDonald...

Sería una pena desdeñar sus méritos deportivos.

6 comentarios:

Carlos dijo...

Este tipo de jugadores me parecen repugnantes. Más pendientes de lo que les pasa fuera del campo que dentro de él. Como Barton no cambie le veo mal en un futuro (que cabrón, apagarle un cigarro en el ojo...).

Saludos

javi dijo...

pues a mi me encantan este tipo de jugadores, prefiero un tio con caracter, que a lo mejor no lo tienes 4 partidos en un año, que un tipo sin sangre que no lo tienes 10 partidos por que a el le sale de sus aprtes nobles.

saludos

Ernst dijo...

Lo malo es que puede llegar a ser una bomba en el vestuario.Ahora eso si...que pelotero es.


saludos.

David dijo...

Menudo enfermo, no conocía todos los detalles.
Hasta donde me llega la memoria, el fútbol británico siempre ha tenido monstruitos de estos: Vinnie Jones, Dennis Wise... particularmente agresivos.

Anónimo dijo...

En la isla gusta mucho estos tipos de jugadores.La prensa sensacionalista se frota las manos.

Por cierto,en el mismo Newcastle,hace tres temporadas,Lee Bowyer inició una pelea en pleno partido con un compañero de propio equipo,Kyron Dyer.Sabéis a quien apoyaban los aficcionados?...a Bowyer.Y luego acusaban de apatía a Dyer.

Figaro

Wetto dijo...

@ todos

Sin llegar a las manos ni al mal gusto, cosa que Barton ha superado muchas veces como veis, a mí me gustan los futbolistas batalladores.

De esos que cada partido es como una final. Aunque hay algunos que se pasan. Especialmente me llamó la atención Stefan Effenberg (Bayern), pero también era un tipo conflictivo.

Ahora, en los partidos lo daba todo y exigía a los suyos que también lo hiciera.